Las obturaciones (empastes) son el tratamiento indicado para la patología de caries. Es un tratamiento conservador cuando se trata de una lesión de caries pequeña. Se elimina todo el tejido cariado con una mínima preparación dentaria y se obtura mediante materiales altamente estéticos. Antiguas obturaciones antiestéticas o filtradas también se pueden cambiar por materiales mas vanguardistas.

ENDODONCIA

Cuando la pulpa, que es el paquete vasculonervioso que va por dentro de cada pieza dental y da vitalidad a las mismas, (nervio) se lesiona de forma irreversible su tratamiento es la Endodoncia. Se realiza la exéresis de la misma, se desinfectan los conductos dentarios, se conforma el conducto o los conductos radiculares de la pieza a tratar y se procede al relleno y sellado.

Se llega a esta situación cuando las caries son profundas (traspasan el esmalte y la dentina), tras obturaciones ineficaces, traumatismos dentales, lesiones endoperiodontales.

Tras la endodoncia hay que reconstruir la pieza tratada. Dependiendo de la destrucción coronaria se hará mediante una obturación compleja o una reconstrucción con o sin poste intrarradicular y en algunos casos se colocará una corona de recubrimiento total (funda) a la pieza. Los dientes endodonciados son más susceptibles a la fractura.